TEST INTEGRAL DE ESTRÉS

En la prueba, los diversos síntomas típicos de estrés personales y familiares y los factores de estrés profesional (el exceso de trabajo, la falta de límites, el miedo o la ansiedad, expectativas personales altas, el perfeccionismo y la crisis de gratificación) se registran cualitativamente arrojando una evaluación neuropsicológica.

Las muestras de saliva y de orina proporcionadas por el paciente son una evaluación objetiva del grado de agotamiento y rendimiento.  Los marcadores medidos son los siguientes:

– Cortisol salival, 8:00 am, a las 2:00 pm y 8:00 pm define el rendimiento adrenal normal.

– Neurotransmisores en orina (Norepinefrina, Dopamina, Serotonina, GABA y Glutamato). Permite cuantificar la respuesta al estrés nervioso central de los neurotransmisores excitadores e inhibidores; freno de estrés; y su equilibrio.

 

El resultado global del Test Integral permite adoptar estrategias terapéuticas para nivelar los neurotransmisores y lograr mejoría en los síntomas asociados con el estrés.